Página oficial de Lucha Libre Online

La WWE hace historia con Backlash en Puerto Rico

La noche que volvimos a hacer historia

La noche del sábado, 6 de mayo del 2023 quedará en la cronología de la historia de Puerto Rico. Luego de 18 largos años, WWE presentó un evento por ver en tierras puertorriqueñas titulado Backlash. Una noche que estará presente en la memoria de todos los puertorriqueños por muchísimo tiempo. Un evento caóticamente hermoso en donde la fanaticada boricua, y de afuera, la disfrutó de principio a fin. Fuimos la envidia de los fanáticos de la lucha libre alrededor del mundo, y demostramos nuevamente que somos la mejor fanaticada del mundo. Nadie estará dispuesto a debatir esta afirmación.

En cuanto al evento, fue uno de los mejores que llevamos en el 2023. Quizás no estuvieron a la altura de un Wrestlemania, o Royal Rumble, pero las superestrellas de la WWE lo dieron todo para entretener al público. Cada aplauso, cada abucheo y cada cántico fue una dosis de energía a los luchadores como Seth Rollins, Iyo Sky, Rhea Ripley, Zelina Vega, Damian Priest, Bad Bunny, y otros. Las luchas fueron muy buenas, el público nunca se apagó y estuvieron apoyando a sus luchadores favoritos. Aunque la gran mayoría tenía a sus preferidos.

Durante las luchas, estuvimos a muerte con Iyo Sky, tarareamos por casi 2 minutos la música de entrada de Seth Rollins, y también a Cody Rhodes, nos deslumbramos con la entrada de Zelina Vega, levantamos nuestros dedos reconociendo a The Bloodline y estuvimos respaldado cada segundo a Matt Riddle, Kevin Owens y Sami Zayn. Sin entrar en detalles de las luchas, cada “jua” que gritaba la fanaticada boricua fue la envidia del público de la lucha libre en todo el mundo.

Pero lo más importante que ocurrió fue la gran esperada lucha de nuestro Bad Bunny frente al también nuestro Damian Priest. Una super lucha en donde se dieron todo y en donde, tanto Priest como el conejo malo, se ganaron la admiración y el respeto de todos. La lucha fue un total caos: sillas, palos kendo, zafacones y otros objetos volaron por el Coliseo de Puerto Rico. Al final intervinieron los odiados Dominik Mysterio y Finn Bálor. Pero ellos no contaban que Bad Bunny tenía la Latin World Order de su lado. La euforia cuando salió Rey Mysterio al rescate fue el preámbulo de algo mejor: suena la música de Carlito y la fanaticada se volvió loca aclamando al ex-Campeón Intercontinental y en Parejas de la WWE. Y eso no fue todo, suena la música de entrada de Los Boricuas y sale Savio Vega junto a Santos Escobar, Cruz del Toro y Joaquin Wilde para atacar al Dominik y Finn Bálor. La fanaticada se puso más eufórica como cuando entraba algún luchador tipo Stone Cold Steve Austin en la década de los 90 y en los 2000. Al final, la LWO unida le dieron una paliza a Dom y Bálor dejándoles saber que los latinos nos damos a respetar donde sea. Fue un momento para la historia. ¿Un regreso de Carlito a la WWE? Por favor, haganlo.

En cuanto a Bad Bunny el hombre nos puso en el mapa nuevamente. No tan solo por su presencia al ser uno de los máximos exponentes de la música en el mundo, sino por cómo lleva consigo ese sentimiento puertorriqueño llevando algo representativo de nuestra gran pequeña nación. Hizo que la fanaticada del mundo reconociera lo que somos los puertorriqueños y qué podemos dar. Seguramente todos ellos lo disfrutaron. En cuanto a su actuación en el ring fue una sumamente divertida y que nos hizo gritar cuando aplicó su Bunny Destroyer a Damian Priest. Algo que tanto él, como nosotros los fanáticos jamás olvidaremos.

Anoche fue una de las mejores noches en la lucha libre de Puerto Rico. Demostramos que somos la mejor fanaticada del mundo.

Scroll al inicio